Buscar
  • The Language Co.

3 razones para sentirse optimista sobre el futuro de la vida laboral

Actualizado: ago 13

By Joseph Williams, The Language Company´s Executive Director


No cabe duda de que los últimos cuatro meses han sido sumamente difíciles para muchas organizaciones y personas. El nivel inaudito de confinamiento, incertidumbre y agitación económica causado por la actual pandemia ha tenido, por razones muy entendibles, un efecto negativo en el bienestar mental y físico de los empleados. Por las mismas razones, empresas de todo tamaño y tipo de industria también se han visto obligadas a adecuar sus planes para adaptarse al nuevo entorno.

Sin embargo, a pesar de las evidentes dificultades, hay motivos para seguir siendo optimistas en cuanto al futuro del trabajo una vez que las actuales crisis (sanitaria y económica) hayan amainado.

1. La aceleración del proceso de transformación digital.

Como explicó Daniel Halpern en un seminario organizado por The Language Co. el año pasado, el dolor es uno de los impulsores más poderosos de la transformación digital. Sin dolor, muchas veces las personas carecen de la motivación necesaria para abordar cualquier tipo de cambio.

Si bien estoy seguro de que Daniel no se refería al tipo de dolor que los empleados han estado sintiendo en los últimos meses, la pandemia ha sido capaz de acelerar un proceso que amenazaba con dejar atrás a muchos.

Previo a la crisis actual, muchos sectores de la fuerza laboral habían tenido una experiencia muy limitada con herramientas en línea como las videoconferencias, archivos compartidos, y plataformas de aprendizaje electrónico. Pero ahora, con el enorme número de personas en todo el mundo que están trabajando desde sus casas, los trabajadores han tenido que desarrollar o perfeccionar estas nuevas habilidades y herramientas en un tiempo récord.

Muchos de nuestros clientes han estado planificando esta transición por años. Si bien el avance logrado desde marzo ha sido mucho mayor incluso de lo contemplado en el más ambicioso de los planes de gestión de cambio, la clave ahora está en aprovechar el impulso y evitar retomar los viejos hábitos una vez que se haya levantado el encierro.

2. El teletrabajo sí funciona

Antes de la crisis, muchos líderes dudaban de adoptar políticas de trabajar desde la casa o permitir horarios laborales flexibles. Si tenían dudas sobre la eficacia de tales políticas o simplemente carecían del nivel de confianza necesario para asegurar una implementación exitosa, la pandemia los ha obligado a adaptarse.

Si bien el contexto actual resulta ser una versión algo extrema del teletrabajo, ya que muchos trabajadores han teniendo que compatibilizar su vida laboral con el cuidado de sus hijos y el colegio, el concepto de trabajar desde la casa se ha probado a gran escala y parece haber llegado para quedarse.

Algunas empresas ya han tomado la iniciativa de extender sus políticas de teletrabajo de forma indefinida, mientras que el 16% de los trabajadores en los EE.UU. dicen que seguirán trabajando a distancia una vez que la pandemia haya pasado.

Sea cuando sea, el regreso a la vida de oficina muy probablemente verá un aumento en los niveles de flexibilidad y autonomía, así como una cultura más consolidada y con mayor entendimiento de cómo implementar el teletrabajo exitosamente en todas las organizaciones.

3. Parece que el propósito de muchas de esas reuniones de hecho podría haberse logrado con un simple correo electrónico…

Con las nuevas dinámicas que están emergiendo de una vida en encierro, esa frustrante tendencia de algunos a convertir todo en motivo de una reunión ha sido puesto seriamente a prueba. En muchos casos, ese lento e insoportable proceso de muerte por reuniones ha sido reemplazado por otros medios más eficientes. ¿Para qué reunir a un equipo de personas si las actualizaciones pueden ser proporcionadas con la misma facilidad y eficacia mediante documentos compartidos, canales de Slack y correo electrónico?

Por otra parte, las reuniones llevadas a cabo por videoconferencia tienden a ser mucho más eficientes, lo que libera muchísimo tiempo para los líderes y sus equipos. En The Language Co. estamos viendo de primera mano el impacto positivo de estas medidas que ahorran tiempo, y como los estudiantes eligen invertir el tiempo ganado en otras áreas de sus vidas, como el desarrollo personal. De hecho, el tiempo promedio que nuestros estudiantes emplearon en Voxy durante el segundo trimestre fue un 32% mayor que el año anterior, lo que se traduce posteriormente en mayores logros de aprendizaje en períodos de tiempo más cortos.

Si bien es verdad que estos beneficios ciertamente no superan el estrés y las tensiones de la vida en el encierro, si nos sugieren que hay razones para estar entusiasmados con la perspectiva de una cultura laboral muy diferente cuando volvamos a alguna forma de vida "normal".

Si desea desarrollar una mirada más profunda de cómo el COVID19 está impactando en la transformación digital, no dude en consultar nuestro podcast Thought Leaders in Chile, donde conversamos con Daniel Halpern sobre cómo ve que la crisis actual está conformando el futuro de la era digital.

28 vistas

Follow Us

  • Negro del icono de Instagram
  • Icono negro LinkedIn

Contacto

(+56) 2 2372 0200

Dirección

Asturias 271, Piso 5, Las Condes

Santiago ‧ Chile

©2020 by The Language Co.