Buscar
  • The Language Co.

Las suposiciones más comunes que surgen al crear de emergencia un programa en línea

By Alexis Todd Voxy’s Marketing Manager


A veces, a pesar de tener los mejores planes organizados, nos vemos en la necesidad de tener que cambiar rápidamente el rumbo de estos. Cuando los profesionales de capacitación y desarrollo, profesores y administradores se ven obligados a cambiar sus programas presenciales a un formato en línea sin previo aviso, tiene como resultado el tener que trabajar en condiciones sub óptimas. Todos sabemos que crear un curso de aprendizaje a distancia requiere tiempo. Tiempo para planificar, para desarrollar materiales y para implementar un marco de evaluación. Sin embargo, hay veces en que el programa debe continuar. Cuando este es el caso, hay tres suposiciones comunes que debemos evitar, incluso cuando implementamos un curso en línea a último minuto.



1) Pensar que el entorno de clases presenciales debe ser recreado en modalidad online

Estamos en tiempos difíciles y hacer una migración masiva del aprendizaje presencial al formato en línea no es sencillamente tener que recrear el entorno presencial al que el alumno está acostumbrado. Por ejemplo, reemplazar una clase presencial de tres horas a una sesión remota en vivo de tres horas es tanto agotador para el profesor como ineficaz para los alumnos. En lugar de intentar replicar lo que ocurre en la sala de clases, hay que diseñar algo nuevo. Por ejemplo, reemplazar una videoconferencia con un documento colaborativo, donde los alumnos puedan publicar preguntas y los profesores o compañeros de clase puedan responderlas. O podemos hacer que los estudiantes trabajen en pequeños grupos virtuales para responder preguntas o crear respuestas colaborativas al contenido que se está enseñando. Se pueden buscar conferencias, artículos o charlas TED existentes sobre los temas que se planifica enseñar, y hacer que los alumnos vean y publiquen respuestas en un panel de discusión, documento compartido o cadena de correo electrónico. Hay que mantener las cosas simples, pero de manera colaborativa. Establecer un sentido de comunidad y colaboración es fundamental para una enseñanza en línea exitosa.


2) No entender cómo la tecnología puede mejorar el proceso de aprendizaje

La tecnología avanza constantemente y es posible sorprendernos de la cantidad de recursos que tenemos a nuestro alcance. Por ejemplo, en Google podemos encontrar Hangouts, una función gratuita que permite colaborar fácilmente mediante video llamadas y chat, logrando que las personas puedan interactuar en tiempo real sin problemas. Más allá de los computadores de escritorio, hay tecnologías y recursos que los alumnos ya están utilizando. Pueden ser grupos de Facebook, chat de WhatsApp o incluso, cadena de correos electrónicos entre todos los alumnos. Los alumnos pueden contribuir en un documento compartido de Google e incluso pueden configurar una llamada de conferencia y tener un horario de oficina virtual. Cuando nos encontramos en una crisis inesperada, no es el momento de invertir tiempo y recursos en aprender a usar nuevas tecnologías que no son familiares para los alumnos. En lugar de esto, hay que buscar formas de comunicación con los alumnos que ya sean cómodas para ellos, y empezar a construir desde allí.


3) Hacerlo demasiado difícil (para ti y tus alumnos)

Por último, si no tenemos experiencia en la implementación de programas de aprendizaje en línea, no seamos demasiado duros con nosotros mismos ni con los alumnos. COVID-19 nos ha llevado a todos a un territorio desconocido y debemos ser lo más pacientes que podamos entre nosotros. El objetivo de realizar un curso en línea de emergencia, es poder ayudar a los alumnos a seguir progresando aún cuando las opciones presenciales son limitadas. Siempre y cuando los alumnos comprendan lo que se espera de ellos y tengan las herramientas para comunicarse y colaborar, deberían poder progresar incluso cuando estén aislados.


Si tienes preguntas sobre cómo hacer una buena transición hacia el aprendizaje en línea, escríbenos a info@language.cl.

Alexis Todd

Alexis is one of Voxy’s Marketing Managers. Part of the Marketing team, she helps showcase how Voxy improves careers and performance by breaking down workplace language barriers. She has a Bachelor’s degree in Business and many years of experience leading marketing strategy for multinational organizations. Prior to joining Voxy, Alexis was on the Global Marketing team at WebMD.



116 vistas

Follow Us

  • Negro del icono de Instagram
  • Icono negro LinkedIn

Contacto

(+56) 2 2372 0200

Dirección

Asturias 271, Piso 5, Las Condes

Santiago ‧ Chile

©2020 by The Language Co.