Buscar
  • The Language Co.

4 mitos sobre el aprendizaje de idiomas

By Rachel Laycook The Language Company´s Learner Experience Manager

Una de las partes más difíciles de mi trabajo como profesora de inglés como segunda lengua (EFL teacher), es ayudar a los alumnos y profesores a distinguir entre hechos y mitos cuando se trata de cómo aprender un idioma. El asesoramiento sobre el aprendizaje de idiomas está en todas partes, ya sea en Internet, un libro o sus amigos y es probable encontrar una gran cantidad de consejos e historias relacionadas con el aprendizaje de idiomas para adultos. Sin embargo, muchos de estos consejos se basan en mitos.

Para tener una mejor idea de lo que realmente implica el aprendizaje de idiomas, te comparto cuáles son los cuatro mitos más comunes en relación a esto y la verdad detrás de ellos.

Mito # 1: Cometer errores es malo.

¡Falso! Los errores en realidad son una forma de aprendizaje.

Los adultos viven en un mundo donde cometer un error puede tener serias consecuencias. Conscientes de esto, las personas a menudo tratan de evitar cometer errores en la sala de inglés. Sin embargo, la clase de inglés es exactamente donde los alumnos deben cometer estos errores. Las personas deben pensar en su clase como en un laboratorio de ciencias donde pueden probar ideas antes de usarlas en el mundo real. Un error proporciona al profesor de inglés una ventana en su mente: pueden ver por qué se cometió el error y luego corregir este conocimiento. Es probable que este proceso de error-corrección permanezca más tiempo en la memoria del alumno debido a la interacción, explicación y práctica que se produce en el proceso de aclaración. Debemos pensar en los errores como en otro formato de preguntas que se pueden hacer en cada sesión. No debemos tenerles miedo, ¡los errores son esenciales para el proceso de aprendizaje!


Mito # 2: Olvidar palabras nuevas no permite aprender el idioma.

¡Falso! ¡Olvidar es parte del proceso de aprendizaje!


Los estudios muestran que para un alumno adulto puede ser necesario trabajar una nueva palabra hasta 17 veces antes de que se almacene concretamente en la memoria. Olvidar una nueva palabra que se acaba de aprender puede ser frustrante, pero es importante recordar que esto es parte del proceso de adquisición de una nueva terminología. Pero hay formas de adelantarse al proceso de olvido. Una es intentar mantener un registro de las nuevas palabras que se van revisando durante el día en un cuaderno, computador o en una nota en el teléfono. Otra manera es que, durante el tiempo de estudio individual, el alumno se tome un momento para revisar 3-4 de estas palabras: encontrar sus definiciones, practicar la pronunciación en línea, buscarlas en canciones o intentar hacer sus propias oraciones con ellas. Con cada una de estas acciones se va generando un "encuentro" adicional con el idioma que el alumno está aprendiendo, y todo esto se suma. Luego el alumno puede llevar estas palabras a su clase de inglés y mostrarle al profesor lo que ha estado aprendiendo, así podrán hablar sobre la pronunciación, así como información más detallada sobre los matices del uso de cada término.


Mito # 3: Para tener éxito, debes dedicar mucho tiempo a los estudios

¡Falso! La constancia importa más que el tiempo.


Desarrollar un hábito de procesar y usar con frecuencia el idioma que se está estudiando, es una de las mejores maneras para avanzar en las competencias lingüísticas y mejorar la confianza. A nivel biológico, hacer esto fortalece las vías neuronales que utiliza el cerebro para acceder a la información que se va almacenando. A nivel psicológico, cuanto más se exponga el alumno a una tarea desafiante, como podría ser practicar la pronunciación, más capaz y seguro se sentirá. Físicamente, cuanto más frecuentemente se practique una pronunciación o entonación, más acostumbrados estarán los músculos del tracto vocal a estos sonidos. Hay que encontrar maneras de desafiar al cerebro para que esté constantemente transitando entre idiomas. Escuchar canciones, mirar videos o leer artículos es una excelente manera de aumentar la frecuencia de los encuentros que el alumno tiene con el idioma sin tener que sentarse y dedicar 1 hora diaria estudiando con un libro. Probablemente los alumnos vean progresos dedicando una hora de estudio al día, ¡pero la magia está en la constancia en lugar de la cantidad de minutos que se puede pasa revisando las reglas gramaticales!


Mito # 4: los adultos no pueden aprender un segundo idioma por completo.

¡Falso! El cerebro adulto es una máquina de aprendizaje de idiomas.


Escuchamos mucho acerca de cuán hábiles son los cerebros de los niños para aprender idiomas, pero los cerebros adultos no obtienen suficiente crédito en el campo del aprendizaje de idiomas. Los adultos ya son expertos en el uso de un idioma y tienen una gran cantidad de experiencia en materia de comunicación lo que les ayuda a resolver problemas mediante la identificación de reglas y patrones. Si bien los niños requieren la exposición implícita de un nuevo idioma para aprender, los adultos pueden buscar las reglas de un idioma, hacer conexiones entre el conocimiento preexistente y esta nueva información, "probar" su nuevo conocimiento y ajustarlo según sea necesario. Esta poderosa capacidad de procesamiento significa que los cerebros adultos son más que capaces de adquirir un nuevo idioma.


Ya sea que una persona haya pasado años en su viaje de aprendizaje de idiomas o que apenas esté comenzando, es probable que haya escuchado algunos de estos mitos antes. A la hora de aprender un nuevo idioma nos enfrentamos constantemente a estándares imposibles: no olvidar las palabras aprendidas, dedicar horas y horas al estudio formal, no cometer errores o decirnos a nosotros mismos que nunca hablaremos con fluidez el nuevo idioma; y tratar de cumplir con ellos es contraproducente. La verdad es que los adultos pueden aprender con éxito nuevos idiomas, y a menudo encuentran nuevos intereses en el camino, junto con una mayor apreciación de cuán poderosos son realmente nuestros cerebros.


Si quieres conocer más acerca de estos mitos y la forma de trabajar en The Language Company puedes escribir a info@language.cl o llamar al +56 2 23720200.


¡Hablemos!

89 vistas

Follow Us

  • Negro del icono de Instagram
  • Icono negro LinkedIn

Contacto

(+56) 2 2372 0200

Dirección

Asturias 271, Piso 5, Las Condes

Santiago ‧ Chile

©2020 by The Language Co.